El Enfoque: Antídoto Contra La Decepción

frases-vil-descarada
Comparte!

Hola. ¿Como te ha sentado el nuevo año?


Ya hemos sobrevivido a otro año lleno de obstáculos, metas cumplidas y no cumplidas, y vivencias tanto agradables como desagradables.

Soy de los que piensa que asimilando la realidad de nuestro alrededor podemos superar mejor las adversidades. Es decir, conocimiento bien al enemigo para poder atacarlo estratégicamente, reduciendo así, las posibilidades de resultar derrotados.

En este renglón de “enemigos” entra un tipo de persona cuya satisfacción es complacer su propio ego sin medir consecuencias. Aclaro, no enemigo tuyo sino de tus deseos de superación y de tu anhelo ardiente de alcanzar tus sueños.

El enfoque parece algo sencillo pues sólo consiste en “Dirigir la atención o el interés hacia un asunto o problema desde unos supuestos previos, para tratar de resolverlo acertadamente”, es decir, no perder de vista el objetivo.

Lastimosamente, muchas personas disfrutran haciendo tropezar a otros. Sin embargo, esta reflexión es para alertarte y equiparte.

  • ¿Te has detenido alguna vez porque alguien te decepcionó?
  • ¿Sientes que tus sentimientos afectan tu avance hacia la meta? 

Ahora es el mejor momento de ser fuerte y el enfoque puede servirte de antídoto.

Mantener tu mente clara, enfocada en tus objetivos y metas de vida, hace que te levantes cada día y que seas más fuerte que la propia adversidad. No existe persona, situación o cosa que puede desviar tu mirada y tu pasión de lo que realmente deseas.

Ser sensibles, incluso tolerantes, son hermosas cualidades… excepto en los casos que éstas se salgan de control y se conviertan en debilidades.

Las personas malas son maestros (te enseñan a golpes) y de ellos debes aprender a no ser como ellos. Debes tomar la enseñanza que van dejando en su paso para aplicarla a futuras situaciones (porque las tendrás) y enriquecer así tu repertorio de experiencias.

Jamás te detengas. Las heridas sólo nos hacen más fuertes. Nunca comprometas lo que sabes que eres y nunca aspires a convertirte en verdugo, pero tampoco en víctima.

Que tu mirada no se desvíe de tu sueño ni un milímetro! Vamos!


Galería Relacionada

 

Relacionados