Comprométete Con Tu Sueño

Comparte!

Hola una vez más. ¿Enfocado más que nunca? Hoy hablaremos de una de las prácticas productivas más odiadas: Planificar.


Objetivo de la reflexión: Impulsar a tomar una acitud seria frente a tus metas.


Un compromiso no es más que una obligación contraída o una palabra dada. Generalmente huimos de ellos (quizás por instinto) debido al peso que conlleva.

Soñar es una palabra fácil de expresar pero concretar ese sueño no es tarea sencilla. Es una labor que requiere mucho empeño de parte nuestra ya que lo que deseamos está lejos o fuera de nuestro alcance actual. Es construir lo que deseamos prácticamente de la nada.

Por ello, soñar sería el qué y planificar sería el cómo. Ahí radica su importancia.

Nuestro día tiene algunas horas hábiles excluyendo las del merecido descanso y las de otras obligaciones. Entonces, ese tiempo “nuestro” es el que debemos aprovechar mediante la planificación. Sí, pensar y anotar en papel o en algún medio digital, no sólo en la mente (como nos gusta).

  • ¿Organizas tu tiempo?
  • ¿No te sientes comprometido con tu sueño?

Conozco gente muy organizada y otras todo lo contrario, pero nosotros no podemos darnos el lujo de desperdiciar ese hermoso tesoro.  Lo asombroso de organizarse es que a medida que pasa el tiempo se vuelve hábito. La planificación te ofrece esa libertad que necesitas para alcanzar tus metas.

Te dejaré un enlace sobre este tema al final.

Como ya lo he mencionado antes en repetidas ocasiones, y aún lo seguirás oyendo si persigues la cima: no será fácil. Acostúmbrate.

Educarnos requiere mucha paciencia y constancia. Así que hoy, incorpora, cuanto antes, la planificación a tu vida cotidiana. No, no hay manera de evadirla. ¡Sé que puedes planificarte! ¡Vamos!

Video sobre el manejo del tiempo aquí.


Galería Relacionada:

 

Relacionados