¿No Sabes Cómo Empezar?

frases-como-empezar
Comparte!

Hola. Te deseo grandes bendiciones para hoy!


Origen de la frase: Debemos superar la etapa de no saber cómo empezar el cambio.


“Cambio” puede que sea una de las palabras más citadas cuando se trata el tema del éxito. Nacimos para ir de mejora en mejora, hasta satisfacer las necesidades inmediatas o futuras. Pero el cambio casi es siempre es aterrador por ser un camino nuevo, incierto hasta cierto punto y si a esto le sumamos la influencia de nuestro propio miedo y la seducción de la zona de confort, nos entra la duda.

Esta duda es la que nos puede detener o nos puede impulsar. Surgen preguntas como: por qué? Cómo? Cuándo? Será posible? Valdrá la pena? Podré? Qué recursos necesito? Terminaré? Y de esto hablaremos hoy.

  • Has iniciado algún cambio reciente?
  • Te está costando sostenerlo?

Cuando estamos adaptados a una situación de inercia, muertos vivos o en una monotonía sin sentido, decidirnos cambiar puede ser dificil.

Estamos tan conformes que nos convecemos de que no podemos y de que todo lo bueno que hay fuera de la puerta es imposible que sea para nosotros.

Pero si no sabes como empezar es un indicio de que quieres algo mejor para ti.

Inicia definiendo tu meta: que quieres lograr o ser. Luego, evalúate, detecta el ancla que te tiene estancado (miedo, queja, desanimo, depresión, etc.) y trabájala. Busca videos, recursos en internet que planteen soluciones sobre el tema y si es necesario, busca ayuda profesional. Es importante que te comprometas a cumplir las recomendaciones.

A la primera, puede que no des con el recurso correcto, pero si insistes, lo hallarás.

Rodeate de gente positiva y optimista. Eres con quien te asocias.

Si te sientes frustrado porque no te salió bien la primera vez o porque quieres abandonar al primer intento, piensa que el tiempo no se detendrá a esperarte. Sé incansable y consultco a  quien sea necesario.

No hay resultados mágicos. Si juntas cada granito de esfuerzo, lo notes o no, se volverá una montaña de arena. La clave es no posponer ni detenerte. Pon fecha e inicia ese día.

Es tiempo de confiar en ti. De amarte, de aceptarte y de cuidarte. Dios te destinó para lo mejor. Vamos!


Galeria relacionada

 

Relacionados